CCL es un organismo de certificación que opera para el sector agroalimentario. La misión o razón de ser de CCL es contribuir a incrementar los beneficios y el acceso al mercado de nuestros clientes, ensalzando la reputación de sus productos.

Nuestro comienzo

CCL fue fundada en el año 2000 para certificar la incipiente I.G.P. Vino de la Tierra de Castilla y León. La experiencia adquirida dentro del sector del vino, ha logrado posicionar a CCL como la entidad con mayor conocimiento y prestigio dentro del panorama vitivinícola español. Esta especialización fue corroborada con el ingreso en el año 2012, en la Federación Española del Vino (Organización Interprofesional del Vino de España), como socio colaborador representando al sector de la certificación.

Enfoque hacia el cliente

La forma de trabajar de CCL se basa en varios pilares para ayudar a las organizaciones a cumplir sus objetivos:

Conocimiento específico: “Sabemos lo que hay que hacer

CCL cuenta con por profesionales con la adecuada cualificación y con la necesaria experiencia dentro del sector en el que opera nuestro cliente, encontrando un interlocutor que entiende su problemática y realiza aportaciones de valor para su negocio.

quienes-somos

Agilidad: “El tiempo es oro

Mediante tecnología e innovación constante, CCL aplica procesos de trabajo ágiles, reduciendo los tiempos de espera entre fases, y ejerciendo una supervisión del proceso desde el principio hasta su finalización, con el objetivo de cumplir en todos los casos, los plazos acordados con nuestros clientes, conscientes del perjuicio que les causaría la existencia de tiempos de espera innecesarios.

Empatía: “Nos ponemos en su lugar

Entendemos la perspectiva del cliente, atendiendo a su estructura organizacional, sin adoptar necesariamente su misma posición. Esto permite enriquecer el enfoque inicial con “otro punto de vista”, facilitando la aproximación hacia los objetivos del cliente.

Accesibilidad: “¡Pregúntenos! ¡Es totalmente gratis!

En CCL disponemos procesos efectivos para administrar las relaciones con nuestros clientes, quienes pueden fácilmente comunicarse con nosotros, para intercambiar información, hacer comentarios, formular reclamaciones y recibir soluciones rápidas a sus dudas.

Integridad

Los valores fundamentales de Independencia, imparcialidad, competencia, objetividad y confidencialidad, rigen nuestra actividad allá donde la realizamos.

Este conjunto de valores, que denominamos integridad, deben ser asumidos por todo el personal de CCL a través del Código de Integridad dónde se describen ampliamente estos valores, y se explica cuál es el modelo de conducta.

La dirección asume estos compromisos a través de su política de imparcialidad e integridad.